23 de junio de 2010

HEMC#45 La cocina de mamá:Huevos al credo.





  Al saber el desafío de El horno de Su para el HEMC#45 de este mes pensé en miles de recetas.Las posibilidades eran infinitas ya que tengo el placer de pertenecer a una familia de grandes cocineros y cocineras.Hace cuatro generaciones que nos dedicamos a estos menesteres.
  Al final la elegida ha sido la más sencilla de todas,unos simples huevos pasados por agua pero que fueron el sustento de mi familia durante los duros años de la Guerra Civil.
  Es un homenaje a esas mujeres que con audacia y valentía sacan sus familias adelante.Y que sin saberlo fundamentan la cocina más moderna.Estos huevos son los precursores de los famosos huevos a baja temperatura.


La receta es fácil a más no poder,ya que solo necesitaremos uno o dos huevos por persona,sal,pan para acompañarlo y un cazo con agua hirviendo
Ponemos los huevos dentro del agua y lo ponemos al fuego.Cuando rompa hervir rezamos un Credo,el tiempo de rezo de la oración nos marca el tiempo de la cocción del huevo.
Lo sacamos rompemos la cáscara y lo ponemos en el recipiente de servicio,lo salamos y acompañamos de pan.




Este huevo puede ser la base de cientos de platos y aperitivos ya que lo podemos acompañar de mil ingredientes:hongos,foie,morcilla,bacalao ajoarriero,etc.
En este caso nos hemos dado el lujo de unos huevos trufados.
                                                                              

5 comentarios:

  1. Jajaja! lo del credo también lo hacia mi abuela, yo siempre le decía que claro eso dependerá de lo rápido que lo reces y ella me miraba sin decir nada (pero con cara de pensar, que atea esta niña...) me encanto tu presentación.
    Un beso0o feliz noche!!!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu receta, pero no la podré hacer... ¡no me sé el credo entero! Se me quedaría medio hecho! Gracias por participar.

    ResponderEliminar
  3. Su,en el enlace del Credo esta el credo entero jejeje

    ResponderEliminar
  4. Monique, tu receta me ha recordado a mi infancia, cuando era pequeña mi madre me hacía huevos pasados por agua, y siempre me decía que había que rezar un "credo" para saber el punto exacto de cocción, jamás pensé que había más gente que también lo hacía, pero ya veo que sí, que gracia!
    Me imagino el gusto de esta yema con la trufa y mis papilas gustativas ya están excitadas, muchas ves lo más sencillo es lo más delicioso! que lujo de huevo con trufa! me encanta el recipiente !!! un beso guapa.

    ResponderEliminar
  5. mmh, the things you made looks so delicious!!!
    Have a nice weekend,
    Yvonne

    ResponderEliminar